Adrenocromo ¿Qué es? ¿Mito o realidad?

Una cantidad enorme de documentales, testimonios, estudios y teorías de conspiración se tejen en torno al adrenocromo, un compuesto químico derivado de la adrenalina.

Según los cientos de mitos que circulan en la red,  esta sustacia se asocia con un efecto psicoactivo capaz de estimular la creatividad por medio de trances en los que se alteran las percepciones sensoriales.

Ahora bien, ¿cuál es la realidad detrás de todo este asunto? Lo primero que podemos decir es que sí existe el adrenocromo, pero es probable que no funcione de la forma que te estás imaginando.

Los mitos y las leyendas urbanas alrededor tienen raíces profundas, aunque realmente existen muy pocas pruebas de sus efectos psicoactivos sobre el organismo humano.

¿Qué es el adrenocromo?

Se trata de un compuesto que se produce gracias a la oxidación de la adrenalina. Se llama semicarbazona de adrenocromo, y es utilizado como fármaco para reducir la intensidad del sangrado capilar.adrenocromo

Dentro de las leyendas urbanas, se encuentra una un tanto escalofriante, que implica la posibilidad de que la misma sea extraída de las glándulas suprarrenales del ser humano.

El sustento de esta hipótesis, es simplemente un libro llamado “Miedo y asco en Las Vegas” del escritor Hunter S. Thompson.

Tanto en el texto, como en la película del mismo nombre que fue protagonizada por Johnny Depp y Benicio del Toro, se muestra que la sustancia tiene potentes efectos alucinógenos capaces de conducir a la esquizofrenia de uno de los protagonistas.

Si bien no existe ningún fundamento científico para esta teoría, más que los datos recogidos por el comportamiento de los tribus caníbales Ngarrindjeri (Australia).

Los Ngarrindjeri estresaban a sus víctimas con el objetivo de mantener altos los niveles de adrenalina producidos por sus glándulas suprarrenales, las cuales creían les ofrecían propiedades energéticas.

Illuminatis y otras leyendas urbanas

Quizás una de las polémicas más conocidas en la actualidad y que se difunde en miles de foros de internet de todo el mundo, es que el adrenocromo es utilizado por una amplia variedad de sectas satánicas en rituales relacionados con sacrificios humanos.

La idea es que estas sectas sacrifican personas en rituales con el simple objetivo de conseguir un poco de la sicotropica sustancia.

Otros mitos lo presuponen responsable de las “alucinaciones” que han representado grandes artistas en sus obras. Esto ocurriría, porque se considera una droga con potentes efectos psicodélicos, es decir, que provoca la alteración de la percepción humana y del sentido de la identidad, es decir, causando alucinaciones fuertes.

También se cree que este componente es una poderosa droga utilizada por los Illuminati, una sociedad secreta que se presume utiliza importantes figuras públicas como políticos, artistas, deportistas y otras personas de gran influencia en las masas para quebrantar desde adentro las bases de la sociedad, romper el poder político e instaurar un nuevo orden social.

¿Cuál es la realidad? El adrenocromo sintético

El adrenocromo en realidad es un subproducto derivado de la oxidación de la adrenalina y de hecho pude sinetizarse en un laboratorio, pero no existe ninguna evidencia cientifica de que pueda usarse como droga, y por supuesto tampoco es necesario sacrificar a nadie par aobtenerlo.

Aún así los rumores indican que en la Deep Web es posible adquirir de forma clandestina pequeñas dosis de adrenocromo real (que extraerían de la sangre por medio del sacrificio ritual), a precios sumamente elevados.

Esto indicaría que hay personas dispuestas a cambiar una vida por una pequeña dosis de droga, lo cual resulta un tanto escalofriante si lo miramos desde esa perspectiva.

¿Causante de la esquizofrenia?

Algunos estudios han intentado mostrar como el compuesto tiene la capacidad de hacer que los individuos desarrollen síntomas de esquizofrenia.

Según la hipótesis de Abram Hoffer y Humphry Osmond, el compuesto en un escenario normal causaría una depresión de la ansiedad y de la adrenalina, lo cual reduce la irritabilidad y es algo positivo.

Sin embargo, cuando el proceso metabólico es defectuoso se genera adrenolutina. Esta sustancia al combinarse con el fármaco principal, causaría una interrupción de los procesos cerebrales normales, alterando la química y haciendo que la persona desarrolle todos los síntomas de la esquizofrenia.

Por supuesto, no existe ninguna clase de sustento científico para esto, por lo cual la comunidad científica ha descartado por completo esta teoría.

De esta forma la hipotsis de que el compuesto sea en realidad una droga potente utilizada por los Illuminati para controlar las mentes de las personas que tienen bajo su poder pierde todo el sentido.

Desmontando el mito

En primer lugar, no existe fundamento científico, pruebas o estudios que relacionen a este componente con efectos alucinógenos de ninguna clase.

De hecho, lo que si existen son diversos estudios que prueban que todos los mitos, leyendas urbanas y teorías de conspiración que se han construido alrededor de la sustancia carecen de sentido.

Si consultamos “Las Bóvedas de Erowid”, un importante sitio de estudios independientes que tiene la mayor base de información relacionada con drogas y plantas psicoactivas, sustancias químicas capaces de producir sueños vividos, ha publicado un completo informe que se llama “Acabando con el Mito” en el que se probó el compuesto con rigor científico, sin experimentar ningún efecto alucinógeno.

Por otra parte, en el texto “El Adrenocromo y otros mitos sobre drogas” de Eduardo Hidalgo, quien es psicólogo experto en psiconaútica, confiesa haberla utilizado.

En el libro, Hidalgo manifiesta que es una droga “relativamente eufórica, leve y muy poco satisfactoria”. Nada que ver con las leyendas urbanas que circulan entre los crédulos del tema.

Como anécdota final, el escritor de la novela “Miedo y Asco en Las Vegas”. Hunter S. Thompson, manifestó que Terry Gilliam, director de la adaptación cinematográfica, exageró considerablemente las escenas que describen los efectos de la droga para conseguir mayor impacto sobre las audiencias.

Es decir, que la mítica leyenda sobre la droga, que inició con esta película, se cimentó sobre una mentira exagerada del director, sobre hechos que ya eran una exageración fantasiosa de los eventos reales de la historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *