Proyecto Ambulante

Login

Medios Libres 2013, Realidades y Estrategias

Valora este artículo
(1 Voto)

Ciudad de México, 22 de marzo de 2013.- Teniendo como pretexto el 12 aniversario de Radio Zapote, las y los de los medios libres se encontraron este 22 de marzo en la mesa de trabajo-taller “Los medios libres: Realidades y Estrategias”, miniencuentro de balance y propuestas estratégicas al interior del movimiento de medios libres. Entre los colectivos asistentes los más antiguos iniciaron sus trabajos en el año 1999, mientras el colectivo más reciente se fundó hace 3 meses. Obviamente que no estaba representado todo el movimiento de Medios Libres, ni el de México ni aun el de la ciudad de México, aunque había colectivos que trabajan en diversas partes del país y diversos ámbitos, tanto urbanos como comunitarios.

 

De inicio el formato del encuentro evitaba el presentódromo y más que referirse a las realidades y estrategias de cada medio libre presente abordó las realidades y estrategias del movimiento de medios libres, intentando pensar pasos siguientes. En general hubo buen ánimo en el intercambio y discusión que se alargó algo más de 3 horas.

 

Si hace 2 años el Movimiento de Medios Libres se preguntó a manera de balance por los avances y retrocesos de los últimos 10 años, esta vez tras el balance se llamó a plantear estrategias para los próximos años, para pasos siguientes del Movimiento de Medios Libres.

 

Aquí contamos sobre diversos temas que se platicaron, desde nuestro punto de vista y tratando de incluir algunas de las posiciones, pero no todos los temas ni todas las posiciones, habrá una minuta que recoja la totalidad de las discusiones. Este texto lo publicamos para contarle al movimiento social y a las lectoras y los lectores de los medios libres algo del proceso interno del movimiento de Medios Libres, para lograr un mejor entendimiento y coordinación y como documento para la sistematización del proceso del movimiento de Medios Libres.

 

Los encuentros de Medios Libres

Unas veces más articulados, pensados y organizados, otras veces realizados a las carreras y desordenadamente, tiene ya tanto tiempo que se realizan encuentros de medios libres que ya podemos hablar de diversas generaciones de encuentros de medios libres.

 

Muchas veces estos encuentros han definido pasos siguientes del movimiento de Medios Libres, como los encuentros en 2000, 2001 y 2002, que generaron un movimiento de medios libres de alcance nacional. O los encuentros en 2003 y 2005, que definieron principios, pautas, estilo político y mecánicas de trabajo de los medios libres. Los encuentros del 2012 y ahora en el 2013 prometen lanzar una nueva etapa del movimiento de Medios Libres, más sistematizada. Veremos a los años si resultan en algo los encuentros de estos meses.

 

También se habló de hace unos años cuando organizaciones grandes estuvieron convocando “Encuentros de Medios Libres”, que en realidad eran conferenciotas de prensa para los medios libres, donde no crecía el proceso de medios libres, sino que solo se generaba producción para tal o cual lucha. Muchas organizaciones empezaron a convocar dichos “encuentros” por prestigio, para cobijar sus procesos y para aumentar su capital político. Sin embargo poco se fortaleció el movimiento de Medios Libres en esos “encuentros” y en consecuencia poco se fortaleció la infraestructura humana y técnica del movimiento de medios libres al servicio de los movimientos sociales.

 

Esta vez, desde diversas partes del país hubo propuestas para unos 4 encuentros nacionales de medios libres para este año, situación que sonó a todas luces desgastante, pero no se desanimó a nadie, que cada quien sueñe su sueño, desde las necesidades internas locales del movimiento de medios libres y los movimientos sociales.

 

Las redes de medios libres: ese oscuro objeto del deseo

Desde los colectivos más recientes alguien propuso la creación de una red de medios libres nacional, o frente nacional de medios libres. Alguien de los colectivos más antiguos contestó:

- Los deseos más oscuros de los medios libres son la creación de redes.

 

De todos tamaños, locales, regionales, nacionales e internacionales, por muchos años el movimiento de medios libres ha creado redes. Unas que han sido bonitas siglas sin gran consecuencia y otras más han servido para el refuego de siglas. Sin embargo las redes de medios libres eficientes han sido las innominadas, las implícitas, no las explícitas, que han permitido articular coberturas, intercambio de materiales, capacitaciones conjuntas, intercambio de experiencias, solidaridad y apoyo mutuo. Basadas en miniencuentros y topones y ocasionalmente en grandes encuentros presenciales.

 

Así, hoy existen algunas redes generadas a partir de la necesidad de articularse, como la Red de Medios Libres de Chiapas o la Red de Radios Comunitarias y Medios Libres de Guerrero, pero también redes que se formaron desde el trabajo concreto, como las Jornadas Radiales de los Medios Libres de los viernes, iniciada por el colectivo Komán Ilel desde San Cristóbal de las Casas, Chiapas, o diversas redes de producciones conjuntas, capacitación y de intercambio de metodología que por ahí andan en diversas partes del país. De por sí cada medio libre cumple la función de ser sobre la acción una red de comunicación más que un colectivo cerrado.

 

¿Será más importante una red de medios libres grandota con un nombre memorable que no opere gran cosa? ¿O esas pequeñas redes que sobre la acción y el trabajo concreto van hilando esfuerzos de diversos colectivos y a los años van creciendo con trabajo hormiga? ¿Son las nuevas relaciones sociales o los membretes sobre lo que será construido el movimiento de medios libres futuro?

 

Instalar el tema de los Medios Libres

En Argentina le dicen “Instalar un tema”, al trabajo para abrir la discusión de un tema, ponerlo en las discusiones colectivas, generar amplia discusión sobre el mismo y “dejarlo instalado” en el inconsciente colectivo.

 

Aunque es un tema básico y que debió haberse superado hace años, platicamos que si bien entre algunas organizaciones de lucha y generaciones de lucha el tema de los medios libres está muy instalado, otras organizaciones de lucha no tienen la menor idea de qué son los medios libres y ni se diga de la gente en general. Un indicador es cuando se va a una reunión amplia y se cita o no a los medios libres, si se empieza o no al hablar de comunicación con una queja sobre la imposibilidad de contar con medios, o si se empieza reivindicando a los medios libres existentes como punto de partida para impulsar la comunicación.

 

Por ejemplo, durante las movilizaciones del SME contra el ilegal proceso de liquidación de Luz y Fuerza del Centro, un día, durante una marcha, unas radialistas de medios libres fueron atacadas a gritos por manifestantes del SME con gritos de: “Medios vendidos”, mientras ellas explicaban que eran de una radio libre, que era una radio de lucha, y que no eran iguales a los medios comerciales, los gritos de la multitud sentenciaron repetidamente a coro: “Todos son iguales, todos son iguales”. Hay grabación de ello. Ahí no estaba instalado el tema de los medios libres.

 

Falta acabar de instalar el tema de los Medios Libres en las discusiones de quienes luchan, y en general en el inconsciente colectivo de la población. Para eso hacen falta no solo montones de mesas, pláticas y conferencias, sino también cuentos, novelas, poemas, obras de teatro, radionovelas, películas no necesariamente documentales, libros de historia de los medios libres y libros de teoría de los medios libres.

 

Heroicidad y Medios Libres: ¿Superreporteros y superreporteras de izquierda? o ¿Tod@s somos corresponsales?

En el mismo sentido se habló de cómo algunos grupos organizados ven al movimiento de Medios Libres. Por ejemplo un comentario tras el 1 de diciembre:

- Los Medios Libres deberían ser más heroicos e ir y meterse a donde están los chingadazos.

 

Huelga decir que el movimiento de Medios Libres el 1 de diciembre hizo una de las más pormenorizadas coberturas que se recuerden, pero no se pusieron hasta enfrente para recibir los disparos policiales.

 

Desde los medios libres llevamos años discutiendo que el papel de quienes participan en los medios libres no es ser superreporteras y superreporteros de izquierda (es decir: especialistas), tampoco mártires, sino generar herramientas de comunicación para las luchas, lo que significa que en cada organización, colectivo y comunidad que lucha o resiste haya gente capacitada para tomar los medios. No creemos en los especialistas, sino que la gente de lucha debe poder hacer de todo, incluyendo organizarse, facilitar un taller, primeros auxilios médicos, medios libres, etc. Así se han impulsado consignas como “¡Toma la palabra, toma los medios!” y “Tod@s somos corresponsales”, ¿porque quién mejor para reportar sobre una lucha que quien la está dando?

 

Ora, sobre el martirologio, se puede elegir vivir por la lucha o morir por la lucha. ¿Las y los de los medios libres y cualquier militante o activista serán más útiles yendo a morir por la lucha a la primera oportunidad? ¿O viviendo por la lucha, construyendo un proceso e infraestructura de comunicación para el largo plazo y en general procesos organizativos desde el interior de los movimientos sociales que vayan craquelando al sistema en todos los ámbitos?

 

La presión social y las políticas editoriales en el movimiento de Medios Libres

Todo empezó con una crítica a la regulación de las opiniones de los medios libres, sobre cómo al impulsar líneas editoriales, por un consenso no escrito se va decidiendo sobre qué temas se habla y sobre qué temas no, pero sin partir de una lógica establecida, un posicionamiento político o una definición editorial, sino tal y como se presiona socialmente a los jóvenes y las jóvenas para que se casen lo más pronto posible, es decir, “por abusos y costumbres”.

 

Muchas veces algunos temas son satanizados, y si alguien habla sobre esos temas así le va. Se puso de ejemplos el proceso de paramilitarización de aquella organización que antes fue compañera y la reivindicación del movimiento #YoSoy132 como un movimiento social entre otros. Pero hay muchos otros. Afortunadamente en la reunión había muchas sacrílegas y sacrílegos que rompiendo con esa presión social, desde los medios libres han hablado sobre temas que por ser políticamente incorrectos luego se dejan de lado.

 

Que los medios libres definan sus políticas editoriales por presión social es algo que no debe pasar en el futuro, a cambio la documentación amplia, el análisis detallado, el posicionamiento político y la crítica son buenos puntos de partida para diseñar políticas editoriales.

 

Verificabilidad y credibilidad

Se habló de la verificabilidad de la información como un tema cotidiano para entrarle. Cómo con el crecimiento de las redes sociales los medios libres se ven más obligados a cuidar sus mecanismos de verificabilidad, para no perder la credibilidad. Contra lo que muchos académicos creen los medios libres históricamente se han preocupado por la verificabilidad y cuentan con mecanismos para ello. Sin embargo, se habló de continuar las discusiones para reforzar las mecánicas de verificabilidad, reforzando relaciones con organizaciones y comunidades donde se están dando coberturas más continuas. Se habló de que en la comunicación desde la lucha no está tan parejo el tema de la verificabilidad, hay diversidad de prácticas e incluso hay un pequeño sector que jamás piensa en la verificabilidad a la hora de emitir su información. Sin embargo, los medios libres han construido una credibilidad, que cobertura tras cobertura se va consolidando, con información de primera mano, que en general es altamente verificable frente a la de la prensa comercial y la gubernamental.

 

Compartir herramientas

Se platicó que hace falta compartir herramientas. Si bien es cierto que en general entre los medios libres hay buenas relaciones, también es cierto que atrapados y atrapadas en el vértigo de ir apagando fuegos de las represiones que se suceden, luego no hay espacio para compartir. También se dijo que además de la disposición de compartir hace falta primero sistematizar. En el recuento se vio que hay una diversidad de momentos y no solo de puntos de vista a la hora de la construcción de herramientas para las coberturas, la capacitación, la producción, la difusión de la información y el análisis de la recepción de la misma.

 

Compartirnos conocimientos, compartir conceptos, compartir capacitación.

 

Compartirnos conceptos, no para unificar y uniformar, sino para saber como otros y otras lo están pensando y entender lo que dicen cuando plantean tal o cual cosa.

 

Sistematización del proceso del Movimiento de Medios Libres.

Sistematización, esa palabra horrenda que significa que juntemos el conocimiento colectivo y lo organicemos para que pueda ser compartido y que crezca con métodos de educación popular, cuando a partir de esa sistematización construyamos nuevo conocimiento colectivo que impulse más nuestras prácticas.

 

Bueno, pues se ha intentado varias veces. En éstos 10 años incluso se levantaron hasta 5 páginas, portalitos y foros para ir impulsando la sistematización del proceso de los medios libres. Como se hizo en servidores autónomos hoy todas están caídas y los respaldos bien gracias. Hace falta un siguiente impulso para juntar el material de sistematización, ordenarlo y entonces poder compartirlo y ya que cada quien tome lo que le sirva. Por lo pronto hablamos de la urgencia de tener material sistematizado sobre las mecánicas de trabajo en el movimiento de Medios Libres, la capacitación, la memoria histórica del movimiento de Medios Libres y teoría que se ha ido produciendo desde el movimiento.

 

Las mecánicas de trabajo en el movimiento de Medios Libres

Cada nuevo medio libre ha reinventado cada vez las mecánicas de trabajo, eso puede verse como muy bueno, por la diversidad que genera, pero también hace que el proceso de gestación de nuevos medios libres sea sumamente lento y que muchas veces termine naufragando. Poder compartir mecánicas de trabajo no restará la natural diversidad, pero si permitirá poder contrastar más y espejearse más a la hora de estar fundando un nuevo medio libre y a la hora de pensar cambios y nuevas etapas en los que ya están.

 

Las mecánicas de trabajo abarcan desde cómo organizarse, cómo organizar el comité editorial o la mesa de redacción, cómo reportear, cómo organizar la producción, cómo producir noticias y otros formatos no sólo informativos, cómo generar mecanismos para verificar la información, cómo montar nuevos medios libres, cómo medir si estamos llegando a quienes es nuestro objetivo llegar.

 

La capacitación en el movimiento de Medios Libres

La capacitación es el cimiento sobre el que va creciendo en número y calidad el movimiento de medios libres.

 

A principios de los años 2000, la capacitación era muy académica, dificultosa. Con el tiempo muchos medios libres se han ido tirando más hacia la educación popular, generando talleres cada vez más eficientes, donde el conocimiento se construye colectivamente, donde las y los participantes del taller si se van con la capacitación necesaria, con la menos jerga o lenguaje especializado posible y con capacidades mínimas para poder reproducir dichas capacitaciones. Si embargo es bastante desigual el momento actual en el movimiento de medios libres respecto a la capacitación, pues hay quienes aún lo hacen con metodologías muy académicas, quienes le hacen como pueden, quienes tienen más preguntas que principios básicos ya establecidos. De ahí la necesidad de compartir lo sistematizado al interior del movimiento de Medios Libres en cuando a capacitación. Se habló de que hay que poner énfasis en las partes de capacitación que no son sólo técnicas, sino también políticas y editoriales. Se respondió que hay colectivos que si trabajan esos otros aspectos no-técnicos en las capacitaciones para formar nuevos medios libres.

 

Memoria Histórica del Movimiento de Medios Libres

Se mencionó que entre la nueva generación de medios libres hay quienes creen que los medios libres se nacieron hace unos 2 años. Un compa de Zapateando comentaba que quienes hacen mucha arqueología dicen que los medios libres nacieron en 2006, y que a nadie se le ocurre plantear fechas tan francamente prehistóricas como 2001 ó 1994, ya ni se diga fechas del precámbrico, como 1982-1984 ¿ó que tal 1932? ¿O 1895?. Podríamos ir mucho más allá a la hora de hablar de la historia de los procesos para montar medios de comunicación propios desde los movimientos sociales. Sin embargo aún para cualquiera de esas periodizaciones hace falta una sistematización. Documentar y sistematizar la Memoria Histórica del Movimiento de Medios Libres puede ser no sólo inspiración para el futuro, sino también fuente para aprender de aciertos y errores, conocer que las luchas no empezaron hoy, sino que son largos procesos históricos los de las luchas por la liberación. Hay esfuerzos en éste sentido, hace falta compilar, ordenar, llenar huecos, producir materiales accesibles para conocer ésta historia de la liberación también con medios libres.

 

Teoría y Medios Libres: ¿Hay algo más acá de Bertolt Brecht?

Las últimas décadas cada que alguien va a emprender un esfuerzo de comunicación desde las luchas, dígase Medios Libres, Comunicación Popular u Hoyos en el Sistema, y le da por documentarse resulta que se regresa hasta los textos del alemán Bertolt Brecht de los años 30s. Hay ya 80 años de distancia de por medio, y cientos y miles de experiencias de comunicación en todos los lados del mundo, pero también en Latinoamérica y también en México. Pero poca gente se ha sentado a escribir teoría desde adentro de los procesos de lucha donde la trinchera es la comunicación. Hay, falta compilarla y ordenarla. Pero falta escribir mucho. Quienes trabajan comunicación desde la lucha tienen la obligación no sólo de escribir sobre la Memoria Histórica desde su espacio de acción, sino también de ir teorizando. Son herramientas sencillas sobre lo que lo nuevo puede seguirse construyendo.

 

Creatividad y Medios Libres. Nuevos formatos y géneros

Hubo la queja de que falta diversidad de contenidos y creatividad en los medios libres, que nos agotamos en lo informativo y que muchas veces reproducimos tal cual los formatos de los medios del sistema, incluso reproduciendo la lógica informativa de la nota roja de izquierda. Que incluso desde el mundo académico nos echan en cara: los medios libres son aburridos, y que se convierte en chistes al interior del movimiento de Medios Libres, como por ejemplo ese recurrido chiste que ya ha roto colectivos y amistades, y que se dice cada vez que se publica un nuevo documental: “Y aquí tenemos otro aburrido documental de los medios libres”.

 

Se mencionó que a principios de los años 2000, buena parte de quienes formaban parte del movimiento de medios libres venían de formaciones artísticas; de la música, la poesía, la novela, el teatro, la danza, las artes plásticas, que preguntando, aún hay gran cantidad de artistas al interior del movimiento de medios libres, pero que ahora se lo callan, dando paso a combatir la emergencia más próxima por medio de géneros informativos.

 

Se hizo un llamado a reivindicar la creatividad en el hacer de los medios libres, buscando la utilización de otros formatos y géneros y creando otros. Para no ir más lejos se mencionó que las radionovelas son un pendiente y que hay esfuerzos creativos de medios libres como la convocatoria “Rola la lucha zapatista”.

 

La recepción de los medios libres

Preocupados por producir y difundir algunos medios libres han abandonado el tema de saber cómo se está recibiendo su información, a quién está llegando, si está siendo eficiente o no. Otros medios libres plantearon que sí tienen métodos para saber esto, y no solo métodos, sino capacitaciones para que los medios libres cumplan con el cometido de llegar a la comunidad que les hizo nacer. Se quedó de en un futuro encuentro revisar al detalle éste tema.

 

Software Libre y Medios Libres

Años después se superó la dicotomía aquella que decía: “Si no están usando software libre entonces no son medios libres”, ahora se mira que para hacer medios libres se usa el software que se puede, la herramienta que está al alcance de cada quien y que hacer medios libres no necesariamente pasa por usar máquinas. De todas formas se impulsa el uso de software libre empezando por el multiplataforma. Se dijo también que ha mejorado mucho la pedagogía para compartir herramientas de software libre, que hay talleres muy eficientes y solucionados para compartir una serie de softwares para la producción de medios libres con software libre.

 

No dejó de recordarse los terribles métodos con lo que hace 12 años se compartía el conocimiento sobre software libre, lo que llegó a establecer una jerarquización, que medio chiste medio en serio decía que quienes se la sabían de todas todas en el software libre eran los jedis, los usuarios medios eran las y los neuromancers (en honor a la novela de Gibson), los que iban iniciando las y lospadawans, que empezaban a picarle, pero no entendían gran cosa. Los jedis eran inalcanzables, mientras las y los neuromancers trataban de hacer accesible la capacitación. En el recuento del glosario hubo quien dijo que en esa jerarquía faltaban los Siths, que si que los hubo en el movimiento de medios libres, hasta que las y los neuromancers dieron el golpe de estado final que puso todo a nivel de piso, circular y parejito. Pero hay pendientes.

 

Aunque aún hay quejas sobre lo poco amigable que es el Software Libre se dijo que hay mejores condiciones para aprenderlo, más espacios de aprendizaje colectivo y construcción colectiva de conocimiento sobre éste tema, más recursos en Internet. Que el “no puedo” es una estratagema del capitalismo implantada en nuestras mentes, mientras nosotras y nosotros, anticapitalistas, creemos en el “sí puedo” y la acción consecuente.

 

Democratización de los medios, reformas a la ley de telecomunicaciones y legalidad

Espinoso tema. Mientras hay quienes siguen afirmando que discutir sobre legislación es ya entregarse al enemigo y que incluso intentos como el impulsado en las discusiones de los acuerdos de San Andrés de reforma a la Ley de Telecomunicaciones fue un error, quedó la pregunta: ¿El sistema sólo debe ser combatido desde abajo construyendo autonomía? ¿O también tirándole por todos lados, a la cabeza, la panza, las espinillas, la espalda, los costados, etc? Es la pregunta sobre la legitimidad de la diversidad de métodos de lucha o reivindicar un único camino, lo que tan caro ha sido para pasadas generaciones.

 

Se mencionó también que en diversos momentos de la historia los movimientos sociales que alegaron la democratización de los medios actuaron en consecuencia fundando medios de comunicación propios, como tras 94 y como en 1982-1984.

 

Se dijo que la ignominia no es que las radios libres no se quieran legalizar, sino que en éste país en guerra y bajo dictadura haya medios de comunicación que sean considerados ilegales, que eso ya pasaba en la dictadura de Porfirio Díaz.

 

Se recordó que los medios libres son justamente quienes afirman: “No necesitamos permiso para ser libres”.

 

¡Toma los medios, sé los medios, haz los medios!

 

22 de marzo de 2013

 

Al cumplir 12 años Radio Zapote, lanzada al aire el 11 de marzo de 2001, al entrar a la ciudad de México la delegación del EZLN que vino a impulsar la aprobación de los acuerdos de la primera mesa de San Andrés en el Congreso de la Unión

twn Are you sure that you want to switch to desktop version?