Proyecto Ambulante

Login

El petróleo 75 años después: la regresión del PRI

Valora este artículo
(1 Voto)

Debido sus compromisos con la fe católica, Peña Nieto festejó anticipadamente el 75 aniversario de la expropiación petrolera en Salamanca, Guanajuato; uno de los mayores centros de refinación de crudo en el país. En medio del parafraseo vacío del general Cárdenas, el priísta urgió a aprobar la reforma energética por la caída en la producción de petróleo en el país, eso sí, siempre asegurándose de no hablar de privatización abiertamente; el eufemismo actual es “modernización”.

Impulsar la producción, la refinación, la industrialización del país y la generación de energías verdes, esas fueron las promesas e Peña Nieto. Muy poco le dedicó al tema al tema de la transparencia y combate a la corrupción en la paraestatal, y no era para menos, en el mismo  evento estaba Romero Deschamps, el líder petrolero corrupto y charro que, seguramente, no se opondrá a las decisiones del ejecutivo por temor y servilismo…su propia cabeza pende del hilo de su cooperación con las reformas.

Y claro, el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, manifestó su “apoyo incondicional” a lo que proponga el señor presidente. Camiones, camisetas, gorras, tortas y refrescos para los cientos de trabajadores agremiados que fueron a echarle porras a EPN y su fiel sirviente Deschamps.

Tampoco se habló de la transferencia tecnológica o del papel que tendrán los centros de investigación y las universidades nacionales en la supuesta “modernización de Pemex”, por el contrario, Peña Nieto insistió en la asociación con privados extranjeros que traigan el equipo técnico necesario a México; principio de bananización de la industria petrolera.

Para redondear las reformas a Pemex, es bien sabido que se necesita una reforma hacendaria también, ya que poco más del 30% de la recaudación fiscal del Estado proviene de la empresa paraestatal. Luis Videgaray, el tecnócrata que ocupa estratégicamente la SHCP, ya anunció que la siguente será la reforma hacendia; y presumió que el Pacto por México funciona eficientemente. Ya urgió también a aprobar todas estas reformas, si es que queremos crecer al 5%.

Así pues las fichas se acomodan para una regresión histórica de la expropiación llevada a cabo por el general Cárdenas en 1938, quien a sabiendas de que el poder político no sirve de nada ante el poder económico, decidió mandar por un tubo a las compañías extranjeras; quienes brindaban ínfimos sueldos y prestaciones sociales a sus empleados, además de que se inmiscuían en los asuntos públicos del una país soberano como se supone que es México. ¿Qué les hace pensar a los priístas que en el siglo XXI eso va a ser diferente?

Totua Nia

Colaboradora de Impune Mex y Proyecto Ambulante...escribo cuentos (AKA) instigadora de los poderes de facto

Medios

El evento en Salamanca
twn Are you sure that you want to switch to desktop version?