La nueva burguesía y el plan contra insurgente

«Hay que saber concretamente cuál es el mal
que aqueja al movimiento en el momento presente
en que consiste ahora el peligro político real…»
V. I. Lenin, Dos tácticas de la socialdemocracia
en la revolución democrática Pág.110

Por: Sup Tupa

La arriesgada tarea de redactar un texto que intente una explicación que parta o se apoye en la idea de la lucha de clases y se separe de la seducción mediática que se respira ya como un tufo desagradable en este momento de la historia, se expone – el escrito y el escribano – a ser lapidado o acusado de infinidad de faltas morales, políticas o de sicario de la democracia. Y es en este ambiente que se está generando por un lado un canibalismo pseudo ideológico que impide detectar la injerencia de los grandes intereses sembrados por el capitalismo global y que ahora se presenta con un rostro más «popular».

Se ha presentado como argumento falaz que quien hoy representa al estado posee la calidad moral para defender un proyecto de nación que se construyó y ganó en las urnas, que quien se atreva a disentir es un apátrida o en el mejor de los casos defensor de la ya tan manoseada idea de la «mafia del poder». Que es errado criticar – como si la crítica o el cuestionar fuese contagioso – y esto pudiese hacer caer su castillo de naipes de la nueva burguesía.

Da la impresión de que un alto porcentaje de los simpatizantes del nuevo gobierno muestran una especie de alienación colectiva que les impide no sólo escuchar sino también razonar sobre opiniones contrarias y parece que ese fue el trabajo más importante en el procesos electoral, ya la labor que se le atribuía a los medios de comunicación tradicionales – televisión y radio – para controlar a las masas ahora fue delegado a la fúrica defensa de lo que sin duda podría ser conceptuado como sus fanáticos.

Mientras la pugnas y contradicciones interburguesas – partidos políticos, empresarios, transnacionales y organismos económicos – en el nivel nacional se hacen evidentes por la ejecución de los mega proyectos asentados en las zonas más abundantes en biodiversidad, nos insinúan la idea – tal como lo planteara Francis Fukuyama en su trabajo «El fin de la historia y el último hombre» – y proponen la sensación de que se cerró el círculo y ha comenzado ya no el final de la ideologías, ni una convergencia entre capitalismo y socialismo, sino una clara victoria del liberalismo político y económico lo que eufemísticamente nombran como: 4 a . Transformación.

Como si por decreto terminara un proceso de violencia para iniciar otro; finaliza un proceso de despojo violento para fincar uno nuevo; el desarrollo del capitalismo surcó una ruta de extremada violencia de clase, para iniciar un desarrollo de relativa calma. Es decir, la violencia de clase asumirá otros rasgos, el objetivo seguirá siendo el mismo, asegurar la existencia del régimen; la explotación explorará nuevas formas, sea con laprolongación de la jornada o la disminución del salario, por contratación directa o indirecta; el Estado como maquinaria de opresión sigue intacta, su objetivo es el mismo imponer la voluntad de la oligarquía.

La Guardia Nacional y la seguridad de EU

Por ello es de suma importancia colocar este tema sobre a discusión: el estado mexicano no se encuentra aislado del contexto internacional, principalmente de la relación con Estados Unidos. La creación de la llamada Guardia Nacional (GN) como estrategia de control en áreas especificas, defensa de instalaciones estratégicas, sino también en temas de dominio de los territorios, de contención de personas, actividades contra insurgentes y principalmente para ejecutar la iniciativa: Administración de la Frontera en el siglo XXI.

Para la ejecución de esta iniciativa existe una Comisión Bilateral (EU-México) creada con el objetivo de promover la competitividad económica y mejorar la seguridad fronteriza, a través del flujo seguro, eficiente, rápido y legítimo de bienes y personas. Este mecanismo se compone de tres subcomités que integran el Comité Ejecutivo Bilateral (CEB): Infraestructura, Cooperación en Seguridad y Procuración de Justicia, y Flujos seguros, que en conjunto, actúan sobre los siguientes compromisos: mejorar la competitividad económica mediante la agilización del comercio lícito, evitando el tránsito de mercancías ilegales entre ambos países, facilitar los cruces legítimos,previniendo el desplazamiento indocumentado de personas, compartir información que mejore los flujos seguros de bienes e individuos, y finalmente, desarticular y desmantelar las organizaciones criminales transnacionales.

De acuerdo al investigador y especialista en temas fronterizos, Arturo De las Fuentes Hernández, la idea que fundamenta este mecanismo binacional – Frontera del siglo XXI – independientemente de la negociación del TLCAN – hoy T-MEC – es la protección de los intereses de Estados Unidos y México y se deberá de extender a la Frontera Sur, México – Guatemala, es decir parte de las funciones de la llamada Guardia Nacional es – además – cuidar las fronteras norte y sur en conveniencia principal de Estados Unidos.

De este modo cuando idean un plan de empleo pagado por el estado nombrado «Jóvenes Construyendo el Futuro» resalta desde esta perspectiva el evitar la fuga de recurso humano, fuerza de trabajo calificada, y aprovecharla, de este modo la industria imperialista no necesita más de esa fuerza de trabajo en su territorio, ahora le es más redituable producir en México esos productos industriales. De este modo tendrán mano de obra pagada por el estado y otras naciones no tendrán que lidiar con lo que ya les representa un problema migratorio.
Así cuando se repita – y seguramente se repetirá – el fenómeno de caravanas migrantes la contención ya legalizada y asumida como un problema de seguridad y territorial de carácter nacional, la Guardia Nacional podrá actuar con la libertad para proteger la idea nacional y los intereses comerciales de EU.

La Contrainsurgencia

Es suficiente leer en redes – benditas redes sociales (sicum dixit) – que el propósito casi extremista de defender por encima de todo – incluso de las opiniones – de una oposición política al régimen, colocan en el mismo contenedor a partidos, grupos disidentes, guerrilla, empresarios, paramilitares, estudiantes o sindicatos:todos caben en la «mafia del poder». En este proceder se oculta una practica peligrosa: polarizar entre lo que sus seguidores consideran «buenos» – el gobierno, el partido y su líder – versus EZLN – ahora malos y otros antagonistas – llegando incluso a enfrentar mediáticamente al Dr. Mireles con las nombradas autodefensas y los milicianos zapatistas. De tal modo que si llegase a suceder un hipotético enfrentamiento el estado se deslinda de cualquier responsabilidad a pesar de que se azuzó desde sus lideres defender de modo casi irracional el proceder de la nueva burguesía.

No es suficiente creer que la benevolencia de los millones de votos es un cheque en blanco para la actual junta administrativa, lo fundamental es identificar a que intereses representa y defiende. Todo gobierno es instrumento de una determinada clase social, responde a determinados intereses de clase, el gobierno actual no es la excepción, responde a intereses capitalistas.

Lanzar como carne de cañón a jóvenes para integrase a la llamada Guardia Nacional se presenta como una contradicción humanitaria, esto, ante la fortaleza casi irreductible de los cárteles del narcotráfico y que servirán también como contención de los – inevitables – movimientos disidentes como el EZLN y otras agrupaciones guerrilleras para buscar despojar el territorio en aras de darle los beneficios a las empresas mineras, eólicas, así como los llamados biocombustibles.

La «pacificación» con el magisterio, el no enfrentamiento con los estudiantes de universidades publicas por la reducción de su presupuesto, la legalización del uso – lúdico y comercial –de la marihuana, el contentillo generado en temas con el aborto son piezas sacrificables en su estrategia para no generar descontentos que pudiesen crecer y organizarse para impedir los compromisos capitalistas ya signados.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y el Partido Democrático Popular Revolucionario y Ejército Popular Revolucionario (PDPR-EPR) le han puesto el cascabel al gato, sus formas y sus decires son diferentes pero han levantado la mano para señalarlo con puntualidad el actual gobierno a pesar de sus defensores representa una democracia liberal y evidentemente capitalista.
____________________________________________________________________________
Referencias consultadas:

De la Fuentes Hernández, Arturo (2017) Frontera Siglo XXI, la Crónica,recuperado de: http://www.cronica.com.mx/nota/2017/1051657.html

Embajada de Estados Unidos (2017) Declaración sobre el Grupo de Cooperación en Seguridad México-Estados Unidos, recuperado de: https://mx.usembassy.gov/es/declaracionsobre-el-grupo-de-cooperacion-en-seguridad-mexico-estados-unidos/

García Carlos, (S/F) ¿EL FIN DE LA HISTORIA? de Francis Fukuyama, recuperado de:http://www.posgrado.unam.mx/sites/default/files/2016/05/2202.pdf

Mirra Alessio, (2018) Implicaciones si México se declara tercer país seguro, Animal Político, Recuperado de: https://www.animalpolitico.com/blogueros-blog-invitado/2018/0/21/implicaciones-si-mexico-se-declara-tercer-pais-seguro/

LENIN V.I. (1973) Dos tácticas de la socialdemocracia en la revolución democrática, Ediciones en lenguas extranjeras, República Popular de China.

PDPR-EPR (2018) El Insurgente, órgano de análisis y difusión, recuperado de: http://www.cedema.org/ver.php? id=8194

Rodriguez Margarita (2019) Abre inscripciones programa de AMLO para jóvenes, darán becas de 3 mil 600pesos, El Sol de México, recuperado de: https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/becas-de-amlo-para-ninis-jovenes-construyendo-el-futuro-2866805.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *